Somos responsables por naturaleza, lo que significa que, desde una perspectiva de gestión de riesgos, siempre hemos visto el análisis de las cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza como las mejores prácticas.

  • El análisis de riesgos se integra formalmente en el proceso de inversión en todas las estrategias y clases de activos.
  • Esto actúa como una herramienta de gestión de riesgos para minimizar el riesgo de cola del inversor derivado de comportamientos ambientales o sociales subóptimos.
  • Buscamos influir en las empresas con las que invertimos hacia un mayor grado de responsabilidad.
  • Creemos en el compromiso cuando los resultados positivos son realistas.